Migración

El drama de los balseros venezolanos: en menos de un mes, tres embarcaciones han sido capturadas en el Caribe Neerlandés

Hombres, mujeres, drogas y hasta guacamayas. Las autoridades de las islas refuerzan las medidas de seguridad para evitar la entrada ilegal de venezolanos, así como el tráfico de personas, armas y drogas

El flujo de embarcaciones con venezolanos que intentan entrar de forma ilegal a las islas de Aruba y Curazao no se ha detenido, pese a que las autoridades dicen reforzar la seguridad para combatir el tráfico de drogas y la trata de personas.

Hombres, mujeres y niños, que en su mayoría provienen de los estados Falcón, Lara, Carabobo, Zulia y Táchira, se siguen arrojando al mar en peligrosas travesías, con el fin de reencontrarse con sus familiares y hallar oportunidades de empleo en las islas. Ni la recesión económica que atraviesan los territorios del Caribe Neerlandés ni las barreras políticas y burocráticas, impiden que estas personas arriesguen sus vidas con la esperanza de un futuro mejor.

Entre el 14 de agosto y el 10 de septiembre, los Guardacostas de Curazao y Aruba capturaron tres embarcaciones que zarparon desde el estado Falcón.

El hecho más reciente ocurrió la noche del 9 de septiembre, cuando la Guardia Costera interceptó una lancha con 12 hombres y 6 mujeres de nacionalidad venezolana a una milla de Caracasbaai, Curazao. Según el informe oficial, la embarcación fue detectada por los radares del Centro de Coordinación y Rescate, por lo que se envió una unidad Metal Shark para que procediera con su detención.

En la lancha se encontraban dos guacamayas, un patrón que responde a los intereses de grupos delictivos que operan en la isla. Los indocumentados están recluidos en el departamento de migración del cuerpo de seguridad.

La amenaza del narcotráfico

El 13 de agosto, en una operación conjunta con la Marina Real, detuvieron una embarcación que ignoró la voz de alto de la Guardia Costera. La lancha transportaba 12 personas y 45 envoltorios de droga, para un total 1.045 kilogramos de cocaína y 275 kilogramos de marihuana. El hecho, ocurrido en aguas de Curazao, dejó un venezolano herido de bala

Aunque las autoridades venezolanas no brindan mayor información sobre lo que está ocurriendo en sus fronteras marítimas con el Caribe Neerlandés, las embarcaciones hacia Curazao salen desde la costa oriental de Falcón o Puerto Cabello, estado Carabobo. Algunas de ellas desde puntos muy cercanos a la isla para un viaje de 1 hora 45 minutos, lo que se traduce en un zarpe menos costoso para los organizadores. 

La travesía por mar hasta Aruba ha dejado 33 desaparecidos entre 2020 y 2021. Sin embargo, decenas de venezolanos continúan embarcando desde la península de Paraguaná.

Un total de 24 venezolanos (cuatro mujeres y 20 hombres), algunos indocumentados, intentaron ingresar a la isla este primero de septiembre. La embarcación salió la noche del 31 de agosto y fue capturada en la zona de Rodger Beach, en San Nicolás, por las autoridades arubeñas.

Las autoridades intensifican las medidas de seguridad en el Caribe. Crédito: @kwcarib 

La policía precisó que en el interior de la embarcación no fue hallada ninguna sustancia ilícita. Según la prensa local, los pasajeros esperaban encontrarse con sus familiares establecidos en Aruba.

Las autoridades de Aruba y Curazao mantienen un monitoreo constante de las costas para frenar el ingreso de venezolanos indocumentados y detectar embarcaciones con armas de fuego y drogas.

Comentarios de Facebook

Artículos relacionados

Back to top button