Economía

Sint Maarten reclama a los Países Bajos los 18 millones de euros que le prometió en ayuda financiera

La primera ministra de la isla, Silveria Jacobs, instó a su colega neerlandés, Mark Rutte, a intervenir para evitar “demoras innecesarias” en la entrega de los fondos para paliar los efectos de la pandemia del COVID-19

La disputa que Sint Maarten y el Reino de los Países Bajos mantienen, debido a la ayuda financiera para enfrentar la crisis económica provocada por el COVID-19, parece no tener fin. Aunque a finales de abril las autoridades de la isla caribeña cedieron a las demandas neerlandesas para obtener los fondos, los mismos no han sido desembolsados todavía y eso está agriando aún más las tensiones bilaterales. 

Los retrasos en las transferencias fueron expuestos por la primera ministra de Sint Maarten, Silveria Jacobs, quien reclamó del primer ministro neerlandés, Mark Rutte, que intervenga y resuelva las “demoras innecesarias”. 

“Una vez que el Consejo de Ministros del Reino ha tomado la decisión de otorgar el respaldo financiero, es necesario que se emita un acuerdo de préstamo para la liberación de los recursos. Hasta ahora, los acuerdos de este tipo se enviaban inmediatamente después de que fueran aprobados por el Consejo de Ministros. Sin embargo, pese a que este viernes 7 de mayo se cumplirán dos semanas desde que el Consejo de Ministro decidió otorgarle a Sint Maarten el apoyo de liquidez, el contrato de préstamo aún no se ha recibido”, denunció la mandataria, en una misiva que envío a Rutte y cuyo contenido difundió parcialmente.  

Unas vacaciones complicaron todo  

Tras calificar como “inexplicable” la situación, Jacobs aseguró que su gobierno ha hecho todas las gestiones necesarias ante el Ministerio neerlandés del Interior y otras instancias para conocer cuándo los restantes trámites burocráticos se finiquitarían.

La primera ministra Jacobs expresó su malestar a La Haya por el retraso en la transferencia de la ayuda

Sin embargo, consideró que las diligencias habían sido infructuosas, porque no habían conseguido que La Haya le pusiera una fecha a la llegada de los 39 millones de gilders (18 millones de euros) contenidos en el quinto tramo del paquete de rescate financiero. 

La jefa de gobierno de Sint Maarten aseguró que sus pares neerlandeses atribuyeron las demoras a las vacaciones de un “personal clave” para la culminación de los procedimientos burocráticos. 

La aplicación del plan de rescate económico ofrecido por los Países Bajos a los países y colonias que tiene en el Caribe, para superar los efectos de la pandemia, ha dañado ostensiblemente las relaciones con Sint Maarten. ¿La razón? La pretensión de La Haya no solo de imponer condiciones a los fondos, sino de crear un organismo (COHO) para que aplique dichas condiciones, no ha sido bien recibido en la isla. 

De acuerdo con el proyecto de ley presentado por el gobierno de Rutte, las autoridades del llamado Cuerpo para las Reformas y el Desarrollo del Caribe (COHO) serán nombradas desde Europa y las autoridades de Aruba, Curazao y Sint Maarten deberán acatar sus dictados.

El primer ministro Rutte impulsa una propuesta para atender la crisis en el Caribe Neerlandés

Esta propuesta ha sido calificada por Sint Maarten como “neocolonialismo” y fue una de las razones por las que desde el Parlamento denunciaron, a finales de 2020, a la otrora metrópolis ante la Relatoría Especial de las Naciones Unidas contra el Racismo, la Discriminación y la Xenofobia. Un paso que desde La Haya fue respondido congelando la ayuda ofrecida. 

No obstante, en las últimas semanas las relaciones parecían encaminadas luego de que el Parlamento de Sint Maarten prometiera que respaldaría la creación del COHO, aunque no necesariamente en los mismos términos que los Países Bajos lo ha propuesto. 

Comentarios de Facebook

Artículos relacionados

Back to top button