Economía

Sint Maarten cede ante el Reino de los Países Bajos a cambio de 18 millones de euros en ayuda financiera

La isla prometió que respaldará la creación de un organismo que ejecutará las reformas económicas exigidas por La Haya, pero desde el Parlamento caribeño aclararon que buscarán que la propuesta actual sea modificada

David se impuso a Goliat en la Biblia, pero en la vida real es difícil que un pequeño venza a un gigante. Prueba de ello es la disputa que Sint Maarten mantenía con el Reino de los Países Bajos por las condiciones de la ayuda financiera para enfrentar la crisis económica provocada por el COVID-19, la cual ha terminado con el gobierno y el Parlamento de la diminuta isla caribeña cediendo a las demandas de La Haya

El Ejecutivo neerlandés decidió desbloquear “inmediatamente” los 39 millones de gilders (18 millones de euros) ofrecidos a la isla, luego de que el presidente del Legislativo local, Rolando Brison, le enviara esta semana una carta garantizando el apoyo de la Cámara al paquete de ajustes y sobre todo a la puesta en marcha del Cuerpo para las Reformas y el Desarrollo del Caribe (COHO), instancia que ejecutará las reformas económicas exigidas por La Haya.

El presidente del Parlamento de Sint Maarten, Rolando Brison, envió una misiva a La Haya para garantizar la ayuda

Así lo anunció el ministro neerlandés para Relaciones Interiores y del Reino, Raymond Knops, en una comunicación que el miércoles le remitió a la Segunda Cámara del Parlamento  

“Ahora que tanto el gobierno de St. Maarten como el Parlamento han reconfirmado su apoyo, el Consejo de Ministros del Reino pudo decidir sobre el apoyo de liquidez para el segundo trimestre de 2021”, afirmó Knops.  

El COHO de la discordia 

La creación del COHO había enturbiado las relaciones entre la isla, que es país miembro del Reino de los Países Bajos, y el gobierno del primer ministro Mark Rutte. ¿La razón? El proyecto de ley que crea esta instancia establece que sus autoridades serán designadas por La Haya y las autoridades de Sint Maarten, Aruba y Curazao estarán obligadas a acatar sus dictados

Esta propuesta fue calificada desde Sint Maarten como “neocolonialismo” y fue una de las razones por las que denunciaron al Reino de los Países Bajos ante la Relatoría de Naciones Unidas contra el Racismo, la Discriminación y la Xenofobia.

Precisamente esta decisión fue otra de las razones aducidas por La Haya para congelar el 26 de marzo los fondos. Sin embargo, las explicaciones de Brison de que la denuncia no eran contra del COHO en sí, sino sobre como había sido planteado en primer momento parecen haber satisfecho al gobierno neerlandés.  

“A pesar de que la petición (a la ONU) apenas es compatible con un acuerdo anterior sobre el paquete país y el establecimiento del COHO, el Consejo de Ministros del Reino considera que la confirmación del apoyo es suficientemente clara para continuar la trayectoria de apoyo a la liquidez”, afirmó Knops. 

Repliegue estratégico

La diputada Grisha Heyliger-Marten, vicepresidenta del Parlamento, negó que Sint Maarten haya tenido que claudicar para conseguir los fondos. “No hemos aceptado la ley que crea el COHO”, dijo a Crónicas del Caribe, al tiempo que aseguró: “Nosotros insistimos en que si la propuesta neerlandesa pisotea nuestras leyes, la Constitución del Reino y el derecho internacional no la aprobaremos. Lo que hemos hecho es reafirmar nuestro compromiso con las reformas”. 

La diputada Heyliger-Marten defiende la autonomía de Sint Maarten ante las demandas de La Haya

Interrogada sobre lo que estarían dispuestos a aceptar a cambio de la ayuda financiera, la parlamentaria explicó que respaldarían un organismo que no menoscabe la autonomía de esta ni de las demás islas del Caribe. “El Consejo de Estado neerlandés dictó un fallo muy desfavorable sobre la ley que crea el COHO y ahora esa ley está siendo reescrita, si los cambios que sufra el borrador respetan nuestras leyes, entonces la respaldaremos”, apuntó. 

Comentarios de Facebook

Artículos relacionados

Back to top button