Sociales

Sint Maarten cierra fronteras, rastrea nuevas cepas y motiva a la vacunación para frenar segunda ola de covid19

La meta de las próximas semanas es contener la segunda ola y avanzar en la necesaria recuperación económica

Con 1.911 casos de covid19 confirmados y 27 decesos hasta el 8 de febrero de 2021 según el conteo de la Organización Mundial de la Salud, Sint Maarten ha transitado la pandemia con mayores sobresaltos que la división administrativa francesa, que reportaba hasta el 8 de febrero 12 muertes por coronavirus y 1.289 casos. La meta de las próximas semanas es contener la segunda ola y avanzar en la necesaria recuperación económica.

El país autónomo del Reino de los Países Bajos reportó sus primeros cinco casos del virus pandémico el 18 de marzo de 2020 y siguió notificando infecciones en lo sucesivo. Abril fue el mes rojo en materia de muertes por covid19 en Sint Maarten: 13 ciudadanos perdieron la vida por complicaciones asociadas al virus, a pesar de que solo se registraron 62 casos.

Entre mayo y finales de julio, la curva se mantuvo aplanada, pero a partir de agosto se registró un crecimiento exponencial que llevó a un pico de 54 casos diarios el 18 de agosto de 2020. El octavo mes del año también sumó cuatro muertes a la lista.

A finales de noviembre, los nuevos contagios comenzaron a crecer paulatinamente. La temporada navideña cerró con 387 nuevos casos y dos fallecimientos. En 2021, las cosas no empezaron con mejor pie: las nuevas infecciones reportadas fueron de 404, aunque no hubo muertes.

El Consejo de Ministros de Sint Maarten decidió cancelar la celebración de los carnavales 2021 y la Regata Heineken, dos eventos importantes que implicarían amplia movilización interna y turística. También cerró sus fronteras con 16 países, argumentando que no han podido controlar su situación interna de covid19.

El 26 de enero, se actualizaron los requisitos de entrada a la isla y se estableció que los residentes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela, Surinam, Guyana, Guayana Francesa y Reino Unido no podrán, por el momento, ingresar al territorio.

El reto de la inmunización masiva

El mes de febrero comenzó con un alerta emitido por el Ministerio de Salud Pública, Desarrollo Social y Trabajo, en el que se comunicaron los potenciales riesgos de que las variantes del coronavirus surgido en China, circulantes en Suráfrica, Brasil y Reino Unido, llegasen a la isla.

“Estas nuevas variantes pueden conducir a un aumento exponencial en las admisiones y muertes hospitalarias en unas pocas semanas. Si se introducen a Sint Maarten, tendrán un impacto grave en nuestros servicios y recursos de salud”, se alerta en un texto publicado por el sitio oficial del gobierno.

Los Servicios de Prevención Colectiva (CPS) siguen monitoreando estrechamente la situación. En las primeras muestras evaluadas hasta la referida fecha, no se había detectado la presencia de las variantes.

En lo que respecta a la vacunación contra la covid19 en Sint Maarten, se espera que antes de que finalice febrero se comiencen a aplicar los fármacos que serán enviados desde los Países Bajos. 

Una buena noticia es que el gobierno aclaró que todas las personas residentes en la isla, independiente de su nacionalidad o estatus legal, serán elegibles para ser inmunizadas, en el marco de los esfuerzos por contener la propagación del virus y evitar un colapso sanitario.

El gobierno también ha implementado una intensa campaña mediática y en distintas comunidades para invitar a la población a registrarse para recibir la vacuna, con el fin de contrarrestar la desinformación que ha planteado dudas en la población. 

La vacunación será gratuita y, aunque no será de carácter obligatorio, el gobierno aspira a que la mayor parte de residentes decida inmunizarse.

La primera fase de vacunación abarcará a los mayores de 60 años y a los trabajadores de la salud, precisó el ministro de Salud Pública, Desarrollo Social y Trabajo, Richard Panneflek, durante una rueda de prensa el pasado 5 de febrero.

Se espera que la isla reciba, alrededor del 15 de febrero, el primer lote de vacunas BioNtech/Pfizer, fármaco que ha demostrado una efectividad de 95% en la prevención del covid19  (según los estudios del fabricante y validados por pares internacionales) y que debe ser administrada en dos dosis.

Un virus con secuelas de huracán

Luego de una milagrosa recuperación económica por el devastador paso del huracán Irma en septiembre de 2017, a la isla le toca enfrentar de nuevo el reto de hacer reflotar su economía, esta vez golpeada por la pandemia.

Un cierre fronterizo de tres meses y toques de queda prolongados durante cinco semanas pasaron factura en la actividad económica de Sint Maarten, principalmente en el sector turismo, su bastión que apenas hace tres años se vio absolutamente arrasado por los embates de la naturaleza. 

La contracción económica en Sint Maarten se situó en 26,8% en 2020, según el Banco Central de Curazao y Sint Maarten. Una cifra sin precedentes, aún mayor que el 12% acumulado durante 2017-2018 por el efecto Irma y que consta en el informe del Banco Mundial.

El PIB local experimentó una caída drástica tras un aumento de 8,2% en 2019, mientras que el gasto privado se redujo como consecuencia de un menor consumo por los bloqueos que restringieron la movilidad y la provisión de bienes y servicios. La inflación, por su parte, aumentó de 0,4% en 2019 a 1,4% en 2020.

La contracción fue más pronunciada en los sectores de restaurantes y hoteles, que esperan resurgir en 2021, aunque es poco probable que puedan hacerlo a los niveles prepandémicos.

En la primera semana de febrero de 2021, el Parlamento aprobó al menos tres propuestas de ley para reducir costos en el sector público (beneficios de las autoridades políticas y 12,5% de beneficios secundarios en funcionarios públicos y trabajadores de entidades vinculadas con el gobierno) con el fin de ahorrar millones de dólares y cumplir con las condiciones para los préstamos de liquidez holandeses.

Las medidas de reestructuración han sido necesarias para recibir la asistencia financiera, denominador común en el último año en los países del Caribe Neerlandés.

El Banco Central espera un tímido crecimiento de la economía en 2021 de 3,6%. La proyección se sustenta en una perspectiva conservadora para el turismo, sector que podría dinamizarse o no según las decisiones de la nueva administración en Estados Unidos en materia de viajes no esenciales y vacaciones en cruceros, que traen en temporada alta una buena cantidad de visitantes al país.

En el informe, el ente estatal resalta que la magnitud de la recuperación económica en Sint Maarten dependerá del ritmo de la recuperación económica mundial, en particular, lo que ocurra en Estados Unidos y Europa será crucial.

Comentarios de Facebook

Artículos relacionados

Back to top button