Sociales

Aumenta el número de cubanos víctimas de la inseguridad en Venezuela

Entre los migrantes provenientes de las islas, los dominicanos ocupan el segundo lugar en la lista de afectados por la violencia criminal en territorio venezolano

El médico cubano Joel Piferrer jamás se imagino que un sujeto lo sometería en una solitaria playa del estado Falcón, en la madrugada de un domingo Día de los Enamorados.

A sus 51 años de edad, este profesional de la medicina ya parecía un venezolano más. Llegó al país como parte de los convenios de cooperación Cuba-Venezuela y desde hace más de siete años permanece itinerante, de un centro de salud a otro.

Su carácter discreto solo ha sido roto a propósito de episodios, como una breve detención por orden de la Fiscalía, que lo investigaba por un presunto peculado mientras ejercía la subdirección del hospital Victorino Santaella de Los Teques, estado Miranda, en octubre de 2014. Pero tres meses después, ya estaba de vuelta en el centro asistencial.

El episodio de la playa frente al conjunto residencial Porto Viejo de Boca de Aroa, nuevamente lo sacó del bajo perfil. A los policías que tomaron su denuncia por robo les sorprendió el tamaño del botín: cinco celulares de distintas marcas, dos relojes de pulsera y una cadena de oro de 18 kilates. Presumen que el hombre no estaba solo y que decidió asumir el rol de denunciante.

El caso de Piferrer, además, sirve para comprobar cómo ha cambiado el perfil de las víctimas durante los últimos años, en especial las de nacionalidad extranjera.

¡Cosa más grande!

En 2020, de acuerdo con cifras de la policía judicial conocidas extraoficialmente, los cubanos ocuparon el segundo lugar entre los extranjeros más atacados en casos de homicidios, robos, robos de vehículos, secuestros y hurtos. Solo fueron superados por los colombianos, la mayor comunidad extranjera radicada en el país. 

El número de cubanos victimizados, además, fue igual que el de los chinos (48).

A finales del siglo pasado y comienzos del actual, la mayoría de las víctimas foráneas provenía de naciones como España, Italia y Portugal, que poseen lazos con Venezuela desde tiempos de la colonia. Según el director del Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV), Roberto Briceño León, esta situación fue cambiando durante los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Ahora hay menos españoles e italianos. Los españoles han salido del país de una manera importante, mantenían doble nacionalidad y otros la recuperaron con la nueva Constitución, y salieron”, dice el portavoz del OVV.

De acuerdo con estimados del gobierno español, para 2020 permanecían en Venezuela 140.000 personas de esa nacionalidad. Pero la cifra iba en descenso.

En cambio, el número de cubanos en el país es una incógnita. Según el exdirector del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), general de brigada del Ejército Manuel Christopher Figuera, serían 15 mil. Por su parte, el enviado especial del gobierno estadounidense para Venezuela e Irán, Elliott Abrams, calcula que serían 25 mil.

Al margen del dato numérico, Briceño León destaca los lugares donde los cubanos son enviados a trabajar, con motivo del acuerdo bilateral entre los regímenes de La Habana y Caracas.

“Los españoles e italianos rara vez se movieron hacia los barrios. Los que vivieron un poco más cerca fueron los portugueses. Eran clases media y media-baja, pero en cualquier caso no eran barrios. En términos de riesgo, eso da una situación distinta (…) En el caso de los cubanos, han ingresado muchos y están vinculados a los sectores populares, adonde los envían a realizar sus actividades”, explica.

El número de cubanos objeto de delitos violentos y hurtos en el país superó en 2020 a la suma de los casos que involucraron a brasileños (4), peruanos (15), ecuatorianos (17) e italianos (10).

Merengue sin letra

Luego de los cubanos, los dominicanos son los extranjeros procedentes de naciones del Caribe más victimizados por los referidos delitos. Fueron cinco en total. Pero el dato llama la atención en un contexto de crisis humanitaria compleja, potenciada por la pandemia del covid19, que propició la salida del país de numerosos extranjeros.

Los dominicanos, indica Briceño León, tienden a integrarse con los venezolanos mucho más que la mayoría de los individuos de otras nacionalidades. Además, tienen importante presencia en zonas humildes del país.

(Los dominicanos) se relacionaron con todos los sectores sociales e incluso a actividades no lícitas”, advierte el experto de la OVV.

En 2020, los extranjeros procedentes de cuarenta países representaron menos del 1% de todas las víctimas reportadas en Venezuela por delitos violentos y hurtos.

Comentarios de Facebook

Artículos relacionados

Back to top button