Economía

El Reino Unido eleva el costo de visitar Aruba por la pandemia del covid19

Quienes hayan estado en la isla y traten de ingresar a territorio británico deberán pasar 10 días en cuarentena en un hotel, so penas de multas y cárcel 

Si en 2020 planificar las vacaciones fue una misión imposible para los británicos, en 2021 el panorama no luce mucho más alentador. Así el gobierno de Londres ha decidido endurecer las restricciones a los viajes al exterior, las cuales encarecerán visitas a populares destinos caribeños como Aruba, en un intento por evitar la llegada al país de las nuevas variantes del covid19, las cuales pueden ser más contagiosas y letales.

A partir del 15 de febrero, todo británico o extranjero procedente de Aruba y de otros 32 países, en su mayoría de Suramérica y África, deberá permanecer 10 días confinado en un hotel designado por las autoridades y deberá someterse a dos pruebas de despistaje del coronavirus. Pero como si esto no fuera suficiente, el costo de este internamiento, que rondará las 1.750 libras (más de 2.200 dólares), y de los exámenes (240 dólares) correrá por cuenta del viajero.

Aquellos que incumplan la nueva cuarentena o que mientan sobre su lugar de procedencia podrán ser multados con hasta 10.000 libras (13.826 dólares) y con hasta 10 años de cárcel, alertaron las autoridades británicas.

En máxima alerta

Aruba apenas ha registrado un promedio de 34 nuevos casos de COVID-19 en la segunda semana de febrero, entonces por qué Londres la ha incluido en su lista de países que no deberían ser visitados por sus ciudadanos. “Porque está en un área geográfica donde se han registrado muchos casos de las nueva variante sudafricana y brasileña”, se lee en el sitio web del Gobierno británico (https://www.gov.uk/foreign-travel-advice/aruba).

La isla apenas está a unas horas de distancia de Brasil y de México, los cuales con 9 millones de contagiados y 235 mil fallecidos, el primero; y con 1,5 millones de infectados y 175 mil muertos, el segundo, respectivamente; se ubican entre los primeros cinco países más afectados por la pandemia.

El Ejecutivo encabezado por Boris Johnson está tratando de evitar que al Reino Unido lleguen más casos de las nuevas cepas del covid19. En la actualidad 32.000 personas están hospitalizadas por culpa del coronavirus, una cifra casi un tercio superior a la registrada en la primera ola, y estudios preliminares han revelado que las mutaciones podrían ser 70% más contagiosas y hasta 30% más letales.

Polémica servida

Las nuevas restricciones y el anuncio del gobierno británico de que es “muy pronto” para planificar vacaciones para el verano han levantado una polvareda.

Desde la golpeada industria turística han advertido que las medidas y mensajes de las autoridades complicarán la recuperación de un sector que genera muchos empleos, advirtió Sue Ockwell, de la Asociación de Touroperadores Independientes (AITO), quien agregó: “Lo que pedimos es que se nos deje trabajar”.

Sin embargo, el ministro británico de Salud, Matt Hancock, aseguró: “Estamos haciendo todo lo posible para que la gente pueda disfrutar de vacaciones este verano, pero para ello es necesario que la gente se vacune”.

Comentarios de Facebook

Artículos relacionados

Back to top button