Economía

Recuperación económica de Curazao: lo que está en proceso y la agenda de la nueva coalición de gobierno

La pandemia vino a poner en pausa las aspiraciones de los curazoleños de hacer crecer su economía. Después de cuatro años de contracción, la isla pensaba iniciar la senda de recuperación en 2020. Pero el coronavirus trastocó los planes

En el segundo trimestre de 2020 y según las cifras del Banco Central, la contracción económica de Curazao se situó en 30,3%, la más grande desde que se tiene registros. Los bloqueos y medidas adoptadas por el gobierno para contener la propagación local del coronavirus, tuvieron enseguida incidencia en una economía que ya venía golpeada.

Cientos de despidos y recortes de salarios debieron ser implementados en la administración pública y privada. Ahora, ambos sectores deben involucrarse en la tarea de enderezar el timón económico de la isla, pues la normalidad como se conocía antes de la pandemia aún no luce tan cercana, a pesar del avance de la vacunación.

Vanessa Toré, directora de Cooperación Económica Exterior del Ministerio de Desarrollo Económico de Curazao, declaró a Crónicas del Caribe que la recuperación económica de Curazao dependerá de la capacidad del gobierno y del sector privado para generar cambios e impulsar las reformas necesarias, con el propósito de mantener la mayor cantidad de puestos de trabajos posible y empresas a flote durante la pandemia y en el período inmediatamente posterior a ella.

Convertir los desafíos en oportunidades

El ciudadano también tiene un papel fundamental en este proceso. Su respuesta al llamado a vacunar es primordial para avanzar hacia la inmunidad colectiva y mantener la tasa de infecciones activas en un nivel bajo. Hasta el 12 de mayo, Curazao había vacunado a 78.371 personas.

La meta es  inmunizar a 106.000 personas, como máximo, para principios de junio. La isla llegó a ser  el país líder en vacunación per cápita en el mundo, pero el proceso se ha ralentizado en las últimas semanas.

La tasa de infecciones ha seguido bajando. Por primera vez desde el 8 de febrero, en el corte del 11 de mayo, la isla no registró nuevos casos de COVID-19.

Aun así, la funcionaria de gobierno advierte que el regreso a una normalidad sin restricciones, toques de queda ni bloqueos se producirá gradualmente. No solo tiene que ver con la educación y prevención de los locales, sino de quienes ingresan al país.

Toré señala que la isla puso en marcha la Estrategia Nacional de Exportación

Una de las principales apuestas económicas de Curazao para superar la crisis económica que acentuó la pandemia es el desarrollo de una  Estrategia Nacional de Exportación, que cuenta con el apoyo del Centro de Comercio Internacional (ITC) de Ginebra, Suiza. Toré explica que este proyecto inició antes de la pandemia, pero ahora tomará en cuenta su impacto. 

“Por lo tanto, proporcionará a Curazao las herramientas y/o mecanismos adecuados para recuperarse de la pandemia centrándose en los sectores prioritarios identificados (servicios portuarios y marítimos, servicios de TI, servicios educativos, industrias creativas, turismo y servicios financieros). Entonces, los desafíos a causa de la pandemia se convertirán en oportunidades para desarrollar la economía”, explica. 

La línea económica del nuevo gobierno

La nueva coalición de gobierno, constituida por el Movimiento Futuro de Curazao (Movementu Futuro Kòrsou, MFK, en papiamento) y PNP Partido Nacional del Pueblo (Partido Nashonal di Pueblo, PNP en papiamento), firmó el pasado 30 de abril un acuerdo titulado “Un gobierno del pueblo, para el pueblo y junto con el pueblo”.

En el texto destacan que los cuatro focos principales de los primeros meses del gobierno estarán en la atención de la situación del COVID-19, el proceso de recuperación de la isla, las relaciones con el Reino de Holanda y la reactivación de la refinería.

Respecto al primer punto, el gobierno ha dicho que desarrollará un Plan Nacional de Recuperación 2021, en el que la reducción de la pobreza y la distribución de bienes serán un factor importante.

El nuevo gobierno se basará en el documento titulado “De la respuesta a la crisis del COVID-19 a la recuperación resiliente: salvando vidas y medios de subsistencia mientras se apoya el desarrollo verde, resiliente e inclusivo (GRID)”, que preparó el Banco Mundial en marzo de 2021.

Este documento propone un enfoque integral para promover una “recuperación fuerte y duradera” y se basa en cuatro pilares: salvar vidas, proteger a los pobres y vulnerables, garantizar un crecimiento empresarial y laboral sostenible, y fortalecer la gestión, las instituciones y las inversiones para la reconstrucción económica del país.

En el acuerdo, resaltan que arrancarán sus funciones con una población empobrecida, ya que para finales de marzo de 2021, casi tres tercios de los ciudadanos dependían de ayuda alimentaria

La reactivación de la refinería Isla figura entre las prioridades de la nueva administración

Sobre la reactivación de la Terminal Petrolera de Curazao (COT), el gobierno entrante dice que hará “todo lo posible” para garantizar que pueda comenzar a operar en un corto período de tiempo.  “Esto es de vital importancia para lograr el mantenimiento de la mano de obra altamente calificada en Curazao y más importante aún, para poder generar suficientes divisas para seguir importando la mayor cantidad de elementos para nuestro consumo interno”, se lee en el acuerdo.

El nuevo gobierno dejó por sentado que quiere  renegociar el acuerdo con el llamado Organismo Caribeño para la Reforma y el Desarrollo (COHO), que fue firmado en noviembre de 2020.

Según este convenio, en los próximos años, este organismo debe monitorear las reformas financieras que los Países Bajos exigen a Curazao a cambio del apoyo de emergencia de la corona. La nueva coalición dominante no quiere que sea el COHO sino el Fondo Monetario Internacional quien considere un plan de reforma.

“Combatir la pobreza y recuperar el empleo” se marcan como dos objetivos centrales que se plantean tanto MFK como el PNP durante el período de gobierno 2021-2025. El plan de recuperación que proponen como gobierno se alineará con el Plan Nacional de Desarrollo de Curazao.

El ex primer ministro Rhuggenaath (centro) firmó el COHO con La Haya

Otra de las metas es recuperar el turismo, severamente afectado por la pandemia. De 465.000 viajeros que registraron en 2019 la cifra cayó hasta 175.000 personas en 2020. Para ello, se plantean, además de controlar las infecciones por COVID-19, aumentar las opciones de alojamiento e incentivos para atraer a más turistas de América del Norte e, incluso, explorar la atención a otros mercados posibles de turistas, como el este libanés.

El nuevo gobierno también ha dejado claro que aspira retomar la discusión sobre la dolarización en la isla y sobre una política monetaria sustentada en una moneda propia.La agenda económica incluye de igual forma un aumento de las exportaciones, mejorar la recaudación de impuestos y estimular nuevos sectores de la economía.

Comentarios de Facebook

Artículos relacionados

Back to top button