Sociales

Sambil Curazao: de centro comercial a centro de vacunación para enfrentar la pandemia

El apoyo al plan de inmunización que adelantan las autoridades forma parte de una filosofía que busca interactuar con la comunidad y colaborar con el desarrollo de la isla, creando puestos de trabajo y promoviendo el emprendimiento

De la diversión a la vacunación. El centro comercial Sambil Curazao presta sus espacios para apoyar el proceso de inmunización que se lleva adelante en la isla, que ahora sufre el repunte de los contagios por covid19.

“Mantenemos una relación directa con los organismos de gobierno y cedimos nuestros espacios para instalar un centro de vacunación”, detalla Luis Moreno Escalante, gerente general de Sambil Curazao en conversación con Crónicas del Caribe.

El respaldo al plan de salud se enmarca en la filosofía de la empresa de contribuir y estrechar sus lazos con la comunidad. Desde su apertura formal, el 28 de mayo de 2015, el centro comercial Sambil ha buscado conectarse con las aspiraciones y el desarrollo de la isla, generando casi mil puestos de trabajo entre directos e indirectos, y promoviendo el emprendimiento.

El centro comercial prestó sus instalaciones para apoyar el proceso de vacunación que desarrolla el gobierno local

Al iniciar sus actividades, Sambil desplegó una gran jornada de limpieza que le llevó a recoger 260 toneladas de basura en solo tres días en las zonas vecinas. Además, ha incentivado la participación de los niños para que expresen sus sueños de tener un mejor Curazao, consiguiendo que la mayoría de los pequeños desea proteger a los animales y la naturaleza, así como tener buenas escuelas y barrios limpios. “Nuestra intención es interactuar con la comunidad”, afirma Moreno Escalante.

La empresa ha dado un espaldarazo a la creatividad. “Hicimos un estudio de mercado y hallamos que Curazao está entre los 10 países con mayor cantidad de emprendimientos per cápita. Hay mucha gente con muchas ideas y necesitaban un lugar para desarrollarlas, así que estamos dando un espacio del centro comercial a los emprendedores para brindarles una oportunidad”, explica el gerente general.

Moreno Escalante subraya que “el emprendimiento ha permitido sobrevivir y adaptarse” a los retos que impone la pandemia, donde los esquemas operativos tradicionales terminan sucumbiendo. “Esta iniciativa ha sido exitosa”, celebra.

Nuevo estilo

A punto de cumplir seis años de su inauguración, Sambil Curazao marcó un hito al convertirse en el primer centro comercial de tercera generación de la isla, un mall con más de 100 tiendas que incluye entretenimiento, servicios y compra en un ambiente protegido.

Aunque no formaba parte del paisaje comercial de la isla, Moreno Escalante sostiene que los curazoleños sí conocían este tipo de experiencias gracias al intercambio fluido que mantienen con Colombia, Panamá, Estados Unidos y Holanda, entre otras naciones. 

El Sambil se convirtió en el primer centro comercial de tercera generación en la isla

“En este tiempo ha habido desafíos para la integración, pero al tratarse de un centro comercial familiar, nos adaptamos a la cultura y la idiosincrasia de Curazao, y así hemos ido calando en la gente”, apunta Moreno Escalante, quien destaca que permanentemente son el escenario de eventos musicales, actividades de los sectores público y privado, y una referencia para el encuentro y la celebración en las fechas patrias y días feriados.

Hacia adelante

Moreno Escalante expone que la Constructora Sambil -fundada en Caracas en 1958 por el ingeniero Salomón Cohen- desembarcó en Curazao inspirado en la relación histórica que existe entre Venezuela y Willemstad. “Este es un proyecto ambicioso, que toma en cuenta el poder adquisitivo de Curazao y el desarrollo de la isla”, enfatiza.

El mall ha instalado paneles solares como parte de su política de protección del medio ambiente

Tras el éxito del Sambil de Santo Domingo, República Dominicana, la empresa apostó por “ofrecer una opción adicional de entretenimiento al Caribe Neerlandés”, describe. La pandemia ha obligado a reinventarse a través de un marketplace digital y la evolución del servicio de entrega a domicilio. En palabras del portavoz del Sambil, si las personas no pueden visitar el mall, “el mall llega a ti”.

Admite que el coronavirus les ha infligido un duro golpe este último año, pero mantiene el optimismo y la mirada puesta en el horizonte. “Oportunidades es lo que sobra. Estamos muy activos para mantener la vigencia en el tiempo. El Sambil es un centro comercial que vino a Curazao para quedarse”, asegura Moreno Escalante.

Comentarios de Facebook

Artículos relacionados

Back to top button